Mi novio me coge mientras otros me la meten duro

¦ By Anónimo el 07/12/16
Siempre quise ir a ver una película pornográfica y masturbarme en publico así lo hable con mi pareja. Soy de Santiago de Chile, tengo 19 años... tengo experiencia en el sexo pero nunca tanta como la que obtuve este día.



Fui con Francisco mi pareja a un cine pornográfico en el centro de la cuidad, cuando entramos la sala estaba sola la película todavía no empezaba, mientras él salió a comprar unas bebidas mientras en su ausencia la película comenzó y no logro recordar como se llamaba. Empezó con dos amigas que tomaban el sol a orillas de la piscina cuando llega el mantenedor estas dos se pusieron muy cachondas y entraron a la casa para que este no las viera pero mientras se empezaban a tocar sus vaginas entre si... yo ya me había mojado lo suficiente, como andaba con una falda larga me empecé a tocar el clítoris que estaba lo suficientemente mojado al escuchar a las protagonistas gemir mas fuerte me lo apretaba en eso llega Francisco... y me mira yo estaba sudada completamente me dijo: ?Así que te gusta mi pequeña putita?. Me encanta cuando me habla así, todavía estábamos los dos solos... me dijo que siguiera tocándome pero que no me metiera los dedos, por que de eso se encargaba él... yo ya estaba por correrme cuando me empezó a besar con todas las ganas.



El empezó por ponerme la botella helada entre las piernas luego me abrió las piernas y me empezó a morder el clítoris como nunca me pidió que no me corriera pero era demasiado difícil sentía como su lengua pasaba por toda mi vagina rasurada, de repente paro le pregunte que pasaba me dijo que abriera mas las piernas que me tenia una sorpresa yo ya estaba toda mojada y como no utilizo ropa interior estaba toda expuesta. Me pidió que cerrara los ojos, me empezó a meter tres dedos así me gusta ya me estaba corriendo cuando de un empujón me introdujo la dura y helada botella de bebida, ahí termine por correrme nunca había sentido un orgasmo tan grande... él me dijo que ya que yo me había corrido le tocaba a el. Así que le agarre su pene con todas mis ganas, el ya estaba mojado imagínense 23 cm solo para mi boca, se lo empecé a mamar como nunca mientras él me gritaba: ?Dale mi zorra puta barata así me gusta trágatelo todo?, en eso llegan dos hombres y me pillan haciendo esto se les noto inmediato que se calentaron ya que sus bultos estaban bien grandes.



Ellos miraron a mi pareja con ganas de deseo. Uno de ellos se saco el paquete y se empezó a masturbar al frente mío, eso me dio mas ganas de seguir mamando Francisco me dijo de parar que se iba a ir... entonces se acerca a uno de ellos y no se que hablaron. Después volvió y me dijo mi amor te tengo una pequeña gran sorpresa solo cierra los ojitos y ponte como la perra que eres. Me puse en cuatro ya estaba mojada de nuevo no sabia que iba a pasar, cuando me meten por el ano una verga grande y dura sin lubricar me salían las lágrimas no paraba de llorar pero a la vez me gustaba cada vez más.



Francisco decía eso es mi perra deja que te lo meta entero, el otro caballero me empezó a penetrar con sus dedos ya me estaba por ir y dijeron que había un cambio, el que me penetraba con los dedos dijo que no quería quedarse con ganas, así que me abrió la vagina de una manera tan impresionante, me dolía pero me daba mucho place. Me metió el puño completo, luego me tomo y de un golpe me metió su parada y grande verga, mientas que Francisco me metía la de el por la boca y ya no podía mas... estos dos ya se habían corrido y solo quedaba uno el que la tenia más grande. Tomo la botella y me hizo meterla entera, mas me excitaba y con la película mas todavía no paraba de irme, luego este hombre me pone en cuatro me lame el ano y melo entierra fuerte nunca voy a olvidar ese dolor.



Después que termino se subieron los pantalones, yo estaba toda mojada con el semen de los tres. Ellos se despidieron de mi novio dándoles la mano y diciéndole que tenia la puta más rica de todo el país mientras yo me trataba de recuperar y de secarme las piernas. Mi novio se va a hablar con ellos, luego de unos minutos volvió me dio un beso y me llevo a mi casa, en el camino no hablamos nada, yo no me podía ni sentar. En la noche extrañaba esos penes, fui a la pieza de mi hermana y le saque prestado su consolador.



Apenas entraba a la mañana me llama Francisco diciendo que me iba a pasar a buscar cuando me subí al auto note que estos caballeros estaban de nuevo cuando los mire se sonrieron.



Si quieres saber lo que paso después esperen la segunda parte.



Mas relatos porno