La confesion de mi mejor amiga, era bisexual

By Anónimo el 30/11/16 | 17698 visitas | Descripcion: Dias después, fui a visitarla, ella vive sólo con su hermana, pero para fortuna nuestra, su hermana decidió quedarse en...
Un día Laura me confeso que era bisexual, y que yo le gustaba, con lo cual me dejo pensando mucho el asunto, y me entro cierta curiosidad de saber que era el besar a una mujer, asi que se lo dije y todo comenzó con ese simple beso.

Dias después, fui a visitarla, ella vive sólo con su hermana, pero para fortuna nuestra, su hermana decidió quedarse en una habitación del primer piso. Nos acostamos en la cama de abajo de una litera, apagó la luz, asi que comenzamos a besarnos, era un beso tan apasionado que comencé a mojarme, le comencé por acariciar los pechos, unos pechos firmes y grandes riquísimos... Le quite la blusa y el sujetador, y pude sentir la suave piel de sus pechos en mis labios...mmmm era tan rico, no pude resistir, asi que le lamí los pezones con suavidad, poco a poco se fueron poniendo muy duritos, yo disfrutaba de lo lindo, mientras ella me acariciaba mi trasero y me quitaba el pantalón, me calenté tanto que comencé a mordisquear sus pezones y agarrarlos fuertemente con mis manos.

Ella comenzaba a retorcerse de placer, se subió en mi, y besaba apasionadamente mis senos, que para entonces yo ya me habia quitado toda la ropa, sentía como sus senos se pegaban a los míos, le quité el pantalón, quedo totalmente desnuda, frente a mí tenía una ricura con grandes pechos, un enorme trasero y un rico sexo mojado, la puse de espaldas a mi y le pasaba mi lengua por su espalda, hasta llegar a su trasero, repentinamente le mordí una nalga y ella gimió de placer, pase mi legua por ese rico y firme trasero hasta llegar a su culo, lo acaricie con dos dedos, ella estaba ya impaciente, asi que la gire de frente a mi y comencé a besarle el clítoris suavemente, disfrutando ese olor y esa sensación tibia en mis labios, con una mano abrí sus labios para poder lamerle bien el coño, su sabor era exquisito, con la otra mano le metí un dedo, y pasaba rápidamente mi lengua por su clítoris, ella gemía de placer y diciendo de forma entrecortada....

- Asi,... sigue princesa.... mmmm....

estas palabras me excitaron aún mas, asi que le metí dos dedos, luego tres, mientras chupaba sus jugos deliciosos hasta que llegó al clímax, gemía de una manera que yo nunca había imaginado, mientras yo chupaba toda la leche que salía de su coño al correrse.

Mientras ella se recuperaba un poco, yo me estaba masturbando, excitada por lo sucedido, ella se incorporo besándome los senos, acariciándome el culo... era tanta la excitación mía, que me corrí de repente... ella se percato y comenzó a lamer mi coño lleno de leche, era tan rica la sensación, lamía cada vez mas fuerte, me corrí nuevamente.

Como ella tocaba el tambor en la banda de guerra, tenía las baquetas con las que tocaba, asi que sugirió que las utilizáramos y a mí me encantó la idea, cada cual tomó una y luego nos colocamos en la posición del 69, metí el palo en su húmedo coño y ella pego un gemido espectacular, ella hizo lo mismo, y yo al sentirlo dentro de mi, solo podía pedirle que me lo metiera más... hasta el fondo, metía y sacaba el palo mientras me lamía fuertemente, yo hacia lo mismo, sentía ese rico palo entrando y saliendo fuertemente de mi coño estaba por correrme, y le dije, ella tambien, asi que nos unimos en un gemido largo, al llegar al clímax.

Fue delicioso, nos quedamos dormidas, desde entonces la visito más seguido, y lo hacemos cada vez que podemos, si nuestros novios supieran... .

Mas relatos porno

120953
18228
65498
22101
299837
8275

Comentarios

blog comments powered by Disqus