Mi jefe y un amigo me follaron duro

¦ By Maria el 18/10/16 ¦ 0 fotos porno ¦ Descripcion: No puedo explicar el placer que me hicieron sentir. yo gritaba como una verdadera puta mientras los dos me cojian...
No puedo explicar el placer que me hicieron sentir. Yo gritaba como una verdadera puta mientras los dos me cojian a la vez. Ambos encontraron el ritmo perfecto y yo acababa una vez tras la otra, mientras ellos me apretaban con fuerza las tetas, me pellizcaban las nalgas y me besaban metiendome violentamente la lengua.

Mi nombre es Maria y tengo 27 años aunque parezco de mucho menos. Trabajo en una importante compañia de seguros y soy la asistente de uno de los gerentes. Este se llama Hector y hace un tiempo que nosotros comenzamos a tener una relacion muy especial.

Me gusta decirle ?Papi? por que me lleva mas de 20 años y no podría decirle mi novio ya que el no debería tener una!! jaja

Siempre me llama a su oficina para pedirme cosas y entre tarea y tarea le gusta comentar lo linda que estoy y las cosas que piensa hacerme cuando estemos solos, asi es como me conquisto. Siempre logra ponerme muy caliente y por eso es que cuando voy a trabajar procuro estar bien depilada y lista para lo que el me proponga.

Me pongo polleras cortas y zapatos bien altos, remeritas ajustadas que muestran mi cintura pequeña y remarcan mi cola que es bien redonda y mis pechos, los cuales mi jefe adora.

Acostumbra a hacerme regalos caros como carteras, perfumes, ropa interior o zapatos y a llevarme a lugares bien lindos donde puede lucirme. También disfrutamos de pequeños viajes, sobre todo en su barco.

Esto me hace sentir bien puta y el lo sabe. Bien podría pagarle a una verdadera puta, la mas cara de todas, pero prefiere mimarme a mi que soy solo suya.

Ese dia me pidió que vaya a su oficina temprano. Me arregle la falda que siempre se me sube y al entrar a la oficina note que su mirada me recorría como siempre.

Sabia que en su mente habia alguna idea nueva y comenzo diciendome que si me portaba bien y si era una buena nena iba a recompensarme con un viaje a Colonia, Uruguay, los dos solos, al mejor hotel. Sabia que eso incluia ropa nueva y sexi para estar con el, fiestas en lugares caros, masajes, spa y mimos. Ademas de mucho sexo.

Me encanta que me coja y que me haga sentir bien putita. Ese dia no iba a ser la excepcion. Un regalo como ese viaje no podia ser otra cosa mas que cumplir alguna de sus fantasias, por que ese tipo de compensacion solo las reservaba para ocasiones especiales como cuando me hizo la colita por primera vez o para mi cumpleaños.

Quedamos que cuando terminaba el horario laboral me fuera a mi casa a juntar algo de ropa, por que prometio no dejarme hasta el dia siguiente, y luego me pasaba a buscar con su auto.

A la hora pactada lo esperaba con ansias. Me paso a buscar y apenas subi al auto comenzo a alabar mi pollerita de jean y las sandalias de taco alto que el me habia regalado.

Manejamos hasta el puerto y me conto que ibamos a dar una vuelta en su barco. Yo acepte encantada.

Al llegar, subimos a bordo y, saliendo del camarote, estaba un amigo suyo. Tambien gerente de la compañia en la que trabajo. Lo habia visto una vez antes en la costa, durante un viaje corto que hicimos con Hector. Se llama Javier y recuerdo que me habia comido con la mirada y que paso un rato hablando con mi jefe de lo buena que estaba.

Me gusta cuando papi me presenta a sus amigos por que me calienta cuando ellos me imaginen desnuda.

Todas las ideas de el son buenas y sabia que ese dia no iba a ser la excepcion. Al saludar me dijo que se alegraba de poder verme nuevamente, me dijo que estaba mas linda de lo que el recordaba. Luego me invito a una de las reposeras en cubierta en la que habia preparado unas copas y un champagne para los tres. Pronto saldriamos a navegar el rio.

Me sente, me saque la remerita y la pollera y me tumbe sobre la reposera mientras bebia un poco de mi copa. Pronto la termine. Me sentia muy feliz ya que podia sentir la ansiedad de mis acompañantes y que le habia gustado mucho a Javier.

Comenzamos a navegar y el viento comenzo a darme unos escalofrios muy placenteros. Mis pezones se pusieron duros y eso podia notarse a traves de mi pequeño bikini. Hector y Javier se acercaron y comenzaron a beber de sus copas. Hablaron un poco del trabajo mientras me miraban, comenzando a enfocar su atencion en mi. Papi me dijo que debia sacarme la parte de arriba de mi bikini para quemarme mejor y comenzo a ayudarme. Con una mano acariciaba mis muslos y, luego de haberme liberado del corpiño, comenzo a darme pequeños pellizcos con los dedos en mis pechos.

?Si te portas bien hoy; vamos a irnos despues a la playa a descansar, solos vos y yo. Bueno, capaz despues de esto quieras ir tambien con Javier, jajaja?

Yo reia y asentia, pero lo cierto es que no veia la hora de que porfin me cojan.

Papi comenzo a acariciarme los pechos con fuerza y yo manoseaba su pija por encima de su short. Javier miraba todo desde la otra reposera. Note como su pija comenzaba a ponerse dura y eso me calentaba aun mas.

Mi jefe saco el pene bien erecto, se paro, y me dijo ?chupala? a lo que obedeci sin chistar. Abri bien las piernas, sentada en la reposera, y comence a chuparsela lo mejor que sabia, despacito por momentos, poniendo mucha saliva y mirandolo a los ojos como a el le gustaba.

El no paraba de decir lo mucho que me iban a cojer. Lo bien que lo iba a pasar.

?Por que vos sos mi putita y haces lo que yo te digo. Yo se lo que te encanta nenita, te gusta que te cojan como te mereces. Por que sos muy putita?

?Si papi, me encanta asi?

Comenzo a meterme la pija mas fuerte, hasta adentro con fuerza. Yo sentia que su pija me ahogaba pero hacia mi mejor esfuerzo para bancarmela toda adentro. Pronto comenzo a sacudirse y un gran chorro de leche me inundo la garganta.

Despasito limpie bien toda su pija con mi lengua mientras la besaba tiernamente.

?Si nena, que no se escape ni una gotita? Me decia y yo no podia mas de la calentura que tenia! el champagne estaba mostrando sus efectos y me sentia totalmente comoda con el.

Papi lo noto, y, mirando a Javier que ya tenia su pija afuera bien tiesa, le dijo:

?Amigo, vas a ver que mojadita te la deje, no vas a poder creer lo que es esta nena? y ahora dirigiendose a mi me dijo ?mami, sentate arriba de el y movete como vos sabes?

Obedientemente me pare y cuando iba a ponerme frente a Javier, mi jefe me paro y me dijo ?no, ponete mirandome hacia mi nenita quiero ver como te cojes su pija?

Entonces me sente con las piernas por encima de las suyas, sentada frente a Hector, y comence a meterme lentamente la cabeza del pene del amigo de mi jefe en mi concha bien depilada. Primero la puntita; la sacaba y la mojaba con mi jugo. Notaba como la respiracion de el se iba acelerando. Luego me la meti un poco mas y cuando sabia que no iba a poder aguantar mas me sente de una. Su pija era bien larga, pero un poco menos ancha que la de mi jefe.

Me decia ?tas toda mojada nena, que linda sos, mira como estas? a lo que yo contestaba ?si amor, asi me estan poniendo entre los dos, q larga tenes la pija, me encanta?

Tambien le decia a mi jefe ?tenias razon, es una puta hermosa. mmmm? y gemia mientras yo cabalgaba sobre el.

Comence a gemir de placer. Me encantaba estar desnuda en el medio del rio de la plata con dos tipos cojiendome. Javier apretaba con fuerza mis tetas y yo me apoyaba contra el para sentirlo mejor.

Al rato Papi queria q le chupe la pija de nuevo y se la puse bien dura con mi boca mientras acariciaba sus huevos con una mano y me acariciaba el clitoris con la otra.

Seguramente Javier iba a acabar; por eso me paro y me dijo que se la chupe. Por un momento tuve dos pijas entrando alternadamente en mi boca. Ellos parados y yo en cunclillas. Solo tenia puesto las sandalias. Me tomaban del pelo y me metian con fuerza sus pijas hasta la garganta.

Ambos me decian lo puta que era y gemian de placer. Yo me acariciaba con los dedos. Me encantaba esa imagen, si seguia asi iba a acabar? Javier me agarro con fuerza la cara y llenó mi boca de leche, mientras me decia ?tomatela toda nenita, como te gusta la pija eh? . Yo estaba a punto de terminar en mis dedos, pero mi jefe no me dejo.

Me paro y me tumbo boca abajo en la cubierta del bote.

?Que bien te estas portando nenita, vas a ver quedar bien satisfecha. Te mereces todo lo que quieras. Cuando nos vayamos de viaje vas a ver las fiestas que hacemos. Sabia que te iba a gustar por que sos bien puta?

Yo conteste, suponiendo su intencion, ?dale papi, haceme la colita que me encanta?

Con mis manos tome su pija y comence a frotarla por mi concha. Estaba tan caliente y humeda que no hizo falta mas nada. La lleve hasta la entrada de mi colita y el, lentamente, me metio la cabeza. La metia unos centimetros y me la sacaba, para que de a poco me acostumbre. Pero nunca dejaba de cojerme.

Yo me acariciaba para que sea menos doloroso el comienzo. Ya que nunca antes de el me habian cojido por ahi, entonces cuesta a veces.

En un momento se quedo quieto y yo no paraba de gemir de placer. Acabe con mis dedos y el aprobecho para metermela hasta el fondo. Se resbalo hasta adentro y yo grite con fuerza. El dolor era mas placer que otra cosa y lo estaba disfrutando mucho.

?Asi nena me gusta, que linda cola que tenes. Voy a llenarte de leche mamita, como a vos te gusta?

?si papito, metemela toda, ayyy como me gusta tu pija gorda papi? le decia yo.

Mientras me bombeaba con furia comenzo a decirle a Javier lo apretadita que tenia la cola y como le encantaba lo puta que me ponia cuando me cojia por atras.

Javier se masturbaba con los ojos bien grandes mientras miraba como mi jefe me sodomisaba.

?Papi, por que no le decis a tu amigo que venga??

?Tenes razon nena, pero mejor vamos ahi? ?Javier, quedate ahi y acostate que nos vamos a cojer a esta nenita los dos al mismo tiempo?

Me agarro y me llevo sobre la pija de Javier, me sente sobre esta y comenzo a cojerme fuertemente desde abajo. Estaba realmente caliente por que me la metia y sacaba golpeandome y rapidez. Yo no paraba de gozar.

Inmediatamente Hector me agarro la cola y empezo a tratar de meterme su pija. Me dolia bastante asi que le pedi por favor sea despacito. Javier se quedo quieto un rato con toda su pija adentro, mientras Hector volvia a meterme despacio la suya por atras.

No puedo explicar el placer que me hicieron sentir. Yo gritaba como una verdadera puta mientras los dos me cojian a la vez. Ambos encontraron el ritmo perfecto y yo acababa una vez tras la otra, mientras ellos me apretaban con fuerza las tetas, me pellizcaban las nalgas y me besaban metiendome violentamente la lengua.

Javier apretaba mi cabeza hacia abajo posiblemente por que estaba por acabar. Rozando mi clitoris contra el acabamos juntos fuertemente. Senti los espasmos de su pija adentro mio y como se me vencian las piernas del placer que sentia.

Papi seguia cojiendome fuertemente por la cola, y logro hacerme acabar una vez mas. No podia creer lo bien que la estaba pasando!

?Ahora si mamita, te lleno la cola de leche, si putita, que bien q te portaste, siiii ahhh? Senti como su pija se sacudia y como largaba toda su leche caliente en mi interior. Se quedo un momento sobre mi mientras que ambos me besaban y acariciaban.

Nos separamos y me fui a bañar.

Pronto se hizo de noche, comimos juntos y repetimos varias veces durante esa noche y el dia siguiente.

Al volver a Buenos Aires supe que me habia ganado unas merecidas vacaciones en la playa junto a mi jefe. Por que yo soy su putita y de vez en cuando tambien la puta de sus amigos. Me dejaron doliendo bastante pero valio la pena ya que podia imaginar los proximos regalitos que recibiria. A mi casa volvi con unos hermosos zapatos nuevos y una bata de seda que Javier habia comprado a pedido de mi Jefe. Si que saben compensar a una mujer?

Mas relatos porno

29/12/16
22/04/15
10/05/17