Convencí a mi novia de probar a otros hombres segunda parte

By pakomusic18 el 09/10/15 | 44409 visitas | Descripcion: Esta es la historia de como mi relación con mi novia, tuvo una liberación sexual que nos llevo a hacer...
Esta es la historia de como mi relación con mi novia, tuvo una liberación sexual que nos llevo a hacer intercambios, trios, cuckold y demás experimentos excitantes y emocionantes.--SEGUNDA PARTE--

Después de publicar nuestro primer relato, estamos muy contentos de verlo en línea y ver que ya tiene un par de comentarios.
Cabe mencionar que todo esto tratamos de relatarlo con gran detalle, para que puedan comprender cada escena y vivirla nuevamente con nosotros. Esperamos lograrlo, porque queremos transmitir toda la excitación que todas estas cosas nos provocaron cuando sucedieron.

Esta vez escribiré el relato y al final, Diana escribirá como fue que lo vivió desde su perspectiva.

Después de nuestro primer encuentro con Toño, tuvimos una semana de intenso sexo.
Ese mismo día, después de que Toño se fue del hotel, nos quedamos y sin hablar nada de lo sucedido, nos fuimos a la regadera y así empezamos una noche inolvidable donde hicimos el amor hasta las 6 de la mañana, cuando quedamos totalmente exhaustos. Terminamos haciendolo por última vez de perrito y le acabe en sus preciosas nalgas.

Unos días después empezamos a hablar de lo sucedido:

--y bueno.. ¿Qué te pareció la experiencia?, ¿ Lo volverías a hacer?
- pues fue algo muy extraño, pero muy excitante..me sorprende mucho como reaccionas viéndome tener relaciones con otra persona.
-- Es que en verdad es muy rico verte teniendo y dando placer desde otra perspectiva.
- ¿es como tener tu propia porno en vivo, conmigo como protagonista, no?
-- Jaja. Algo así. Pero no es sólo eso, es que tu goces y yo pueda observarte, y que experimentemos para lograr que tengas cada vez más placer. Quizá yo te doy suficiente pero yo me pregunto si hay alguien o algo que haga que logres tener aún más placer.
- ¿pues es que tu quieres matarme de placer, o que? Jaja
-- Es una forma de decirlo, claro. Pero si. Exactamente eso. Y si pudiéramos abrirnos a experimentar todo lo imaginable, sería muy feliz.
- Pues sí eso te hace sentir a ti satisfecho, voy a intentarlo, pero tenemos que ir lento, ¿vale?
-- Claro que si. Siempre a tu ritmo y hasta donde tu desees.
- Y bueno... A mi también me gustaría hacer contigo el mismo experimento. Ver hasta donde puede potenciarse la manera en que disfrutas.. No se. Hagamos este experimento juntos y siempre para ambos, ¿si?.

Así como tu buscas mi placer, yo buscare el tuyo y esto es algo para los dos.
-- Completamente de acuerdo, mi amor. Cualquier idea que tengas es bienvenida y vamos a compartirlo.
- Pues bueno, ¿Ahora que sigue?
-- ¿Que te parecería volver a ver a Toño?
- Me parece bien. Ya lo conocimos y creo que nos ha dado confianza a los dos.
-- Y además si que te gustó, ¿no?
- La verdad si. ( se sonroja). Eso es lo interesante de esto. Me agrada como persona, me da confianza, y su cuerpo me prende, me gusta lo que me hace, pero es eso.. Es algo rico.. Sexual.. Carnal.

Es algo que puedes disfrutar y listo. No me causa ningún conflicto contigo. A ti te amo.
-- Así es justamente como pienso. Por eso no me causa conflicto verte con otro hombre mientras sea sólo sexual.
- Por eso me esta agradando esto, deja ver mucho de nuestra relación , y es algo bueno Emoticono smile
-- Si. creo que es algo muy bueno.
¿Entonces vemos a Toño?
- Si. Vamos a llamarle. Pero no se que es lo que sigue intentar.
-- ¿Pues que te gustaría hacer?
¿No te gustaría intentar la penetración?
- Claro que si, pero no se.. Quiero que estés tu. Quiero empezar contigo. ¿Qué te parece un trío?
-- ¡Vamos a hacerlo! Emoticono smile
-Si. No quiero estar sola con el, quiero que tu estés participando siempre, ¿si?
-- Si mi amor.

Y así acordamos que sería nuestro próximo encuentro con Toño. El acepto con agrado y quedamos de vernos nuevamente en un hotel. Esta vez en Tlalpan por que nos convenía la ubicación al salir del trabajo.
Comenzamos charlando un poco sobre como nos habíamos sentido la vez anterior y tomando unas copas.
Diana decidió que sería bueno empezar igual que la vez pasada. Con besos lentos mientras se iban calentando poco a poco.

Comenzaron a besarte acostados en la cama mientras yo estaba detrás de ella tocándole la espalda y acariciando suavemente sus senos.
Mientras más sentía que se calentaba, empezaba a quitarle la blusa y besarle el cuello.

Le termine de quitar la blusa y el brasiere, mientras Toño le quitaba los zapatos y los legginns. Luego ambos nos desvestimos y empezamos con la acción. La recostamos en el borde de la cama para que yo pudiera estar comiéndome su conchita, mientras Toño le ofrecía su tremendo miembro. Ella lo tomo con su mano y se lo metió a la boca mientras lo tocaba y acariciaba la cabeza de su miembro con la lengua con movimientos circulares. Unos minutos después se la trago toda, y empezó a gemir, pues le encantaba que yo me comiera su vagina.
Era maravilloso escuchar sus gemidos ahogados por la verga que tenía dentro de la boca. Hacia muchos sonidos con su boca cada que esa verga entraba y salía de ella.

Yo empece a meterle los dedos en la vagina mientras seguía dándole placer a su clitoris con mi lengua, al poco rato alcanzo su primer orgasmo y casi se araganta mientras gritaba con ese enorme miembro en su boca.
Se puso de rodillas y nos pusimos a los lados, mientras nos daba placer a ambos. Ahora le toco a mi miembro estar dentro de su boca mientras que a Toño lo masturbaba con su mano derecha.
- Quiero sentirte a ti primero mi amor, quiero que tu me penetres.
-- claro, nena.

La recosté sobre la cama y se la metí. Toño a su lado, acerco su miembro de nuevo para que ella se lo comiera.
Yo la bombeaba mientras ella se tocaba el clítoris y Toño le bombeaba en la boca. Poco tiempo después alcanzo su segundo orgasmo, pegando un grito agudo.
Acerco a Toño y lo beso, mientras aún hemos y tenía sus manos sobre su vagina. Yo seguí moviendo mi verga muy lentamente en círculos dentro de su conchita.

Diana volteó a verme y sólo asintió. Era hora de cambiar de lugar.
Toño se puso sobre ella y empezó a metérselo muy lentamente. Ella gemía y rasguñaba los brazos de Toño. Poco a poco fue subiendo la velocidad, y yo volví a ofrecerle mi verga, ella se la metió a la boca de un sólo bocado y comenzó a hacer círculos con su lengua. Lo mejor de todo era seguir escuchando sus gemidos, y ver como rebotaban sus tetas cada que la bombeaban.

Toño llego a un ritmo frenético y ella ya gritaba sin parar diciendo " si, sii más! Dame más Toñoooo! Siiii! "
Tuvo varios orgasmos y no paraba de gritar. Yo ya estaba a mil y a punto de correrme, pero aguante.
Toño no aguanto más y saco su verga y se vino sobre su vientre.

Al ver eso yo tampoco pude aguantar mucho más y me vacíe en su boca. Ella dejo salir el semen lentamente y este se corría en sus labios y toda su boca. Luego agarro mi pene y lo embarro con el semen que tenía en los labios y empezó a sobarme la cabeza del pene contra sus labios, todos llenos de leche. Eso es una de mis cosas favoritas al acabar. Mientras tanto agarraba la leche que Toño le había echado en el vientre y se la untaba en las tetas. Fue una escena muy excitante.

Después de descansar un poco. Ella dijo que quería hacernos una mamada simultánea. Nos sentamos los dos sobre el sillón y ella se puso de rodillas para mamarlo a el mientras me masturbaba a mi. Luego cambiaba de posición y esta vez yo fui el que no pudo aguantar mucho y me corrí. Directo en sus tetas bien apretadas con sus brazos. Su sonrisa y su carita tierna era lo más hermoso. Pero lo fue a un más cuando Toño se puso de pie y ella lo termino con su mano. Se vino en toda su cara. No podía abrir sus ojos porque estaban llenos de semen y le corría hasta los labios.

Así fue como la pasamos esa noche, y después, ya en nuestra cama antes de dormir, hablamos sobre el asunto.

-- ¿que te pareció ser penetrada por otro hombre con una verga más grande que la mia, eh?
- Me gusto mucho, porque tu estabas conmigo y también te pude disfrutar. Al principio me dolía bastante sentir esa cosa tan grande, pero después fue riquísimo. Llegaba hasta el fondo! Nunca había sentido eso!
-- ¡Que rico gemías nena!, eso me prendía muchísimo.
- Es que de verdad estaba muy excitada. Fue algo nuevo. Hasta me lastime la garganta de tanto gritar, y de tener una verga tan grande en la boca.-
-
-- ¿Quieres repetirlo?
- Si. Pero me gustaría probar antes otra cosa. Pero será sorpresa. :)
Pasaron unas semanas, y la sorpresa llego inesperadamente. Un día nos quedamos de ver en su departamento y cuando llegue, escuche una voz en la recámara.
-- No me dijiste que tenías visitas
- Tenemos. Tu y yo tenemos una visita, y te esta esperando en el cuarto.

Continuara...

LA PERSPECTIVA DE DIANA

Siempre estoy detrás de mi novio mientras escribe estos relatos, y esta es la primera vez que yo estoy delante de la computadora escribiendo para todos ustedes lo que viví. Espero que les guste mucho y que puedan imaginárselo.
Me gustaría que pudieran imaginarme muy claramente.
Justo en este momento tengo puesto un baby doll negro, con unas braguitas de encaje que remarcan mis nalgas. Nunca me gustaron mis senos porque son muy grandes, y si hay por aquí alguna mujer seguro me entenderá, pero la verdad es que me hacen una figura muy bonita y a mi novio le encantan.

Lo que más me hace contraste es mi rostro, pues dicen que es muy tierno, y combinado con mi figura se ve sumamente provocativo.
Esta soy yo Diana. Mientras cuento esté relató soy tuya, soy tu fantasía. Y, ¿Quien sabe?, tal vez algún día podría ser tuya de verdad. Al final de cuentas yo también empece mis fantasías leyendo estos relatos.


Llegamos al hotel y me sentí emocionada de ver de nuevo a Antonio. Mi vagina ya estaba húmeda sólo de pensar en lo que iba a pasar esa noche.

Comenzamos como la primera vez, besándonos, y a mi me calento mucho sentir el cuerpo de Antonio. Bien torneado. Sus brazos gruesos y fuertes me prendieron mucho. Y cuando mi nene empezó a acariciar me y desabrocharme la blusa, mi piel se puso chinita. Yo quería gritarles que me desvistieran ya, pero preferí esperar a que actuarán solos.
No tardaron mucho en hacerlo y cuando Ander comenzó a besarme la vagina mis pezones se pusieron duros. Es una sensación extraña y riquísima, siento que mis senos me crecen aún más. Contuve el impulso de decirle a Toño que me chupara y mordiera las tetas, porque cuando vi su erección comencé a mojarme muchísimo, y quise imediatamente ese pene en mi boca. Lo atraje hacia mi con mi mano y lo acaricie con mi lengua , tal como le gusta a mi nene. Parece que a Toño también le encantaba. Luego decidí averiguar hasta donde podía metérmelo, me lo trague casi entero. Contuve las arcadas y seguí sacándolo y metiéndolo en mi boca para darle placer.

Era cansado abrir tanto la boca para que cupiera ese paquete, pero era excitante saborearlo...sabía diferente a la de mi novio y eso hizo que me mojará muchísimo. Le regale con gusto todos mis fluidos a mi nene, quien es el único que hasta el día de hoy y después de todo lo que he experimentado ya, me sigue haciendo el oral más maravilloso e intenso que nadie más ha hecho nunca. Su lengua y mi clítoris son el uno para el otro .
No tarde mucho en acabar, pues mi nene es un experto en darme ese placer. Estaba ansiosa por que me penetrarán, pero lo quería a el primero. El es mío y esta compartiendo mi cuerpo para darme placer, eso me excita mas que nada.
Antes de pedir ser penetrada, me aseguro de que esos penes estén duros, dándoles unos ricos besos y jugando con mi lengua mientras están en mi boca y en mis manos.
Los siento durisimos ( el de mi nene más, aunque no sea tan grande), y decido que no quiero esperar más, así que le pido a mi novio que me penetre.

Esta más duró que nunca, y más enérgico. Lo estoy disfrutando mucho y de repente me doy cuenta que me había olvidado de la verga que tenía a mi lado, toda para mi. Me la comi. Toño comenzó el mete-saca con tanta fuerza que temí morderselo. Pero logre evitarlo y seguí comiendolo. Era complicado hacerlo, pero muy rico sentirlo en mi boca.
Mi nene acelero el ritmo y comenzó a tocar mis puntos más sensibles. No se como lo hace pero es riquísimo. No puedo dejar de tocarme mientras el me penetra. Grite como loca, fue muy fuerte el orgasmo y sentí la necesidad de besar a Toño así que lo atraje hacia a mi y me lo comí a besos. Le mordí los labios mientras aún gemía por el orgasmo que estaba teniendo.

Mientras estaba contralledome por el órgasmo vi de reojo el tremendo rabo de Toño y de pronto supe que estaba lista para tenerlo dentro de mi. Una sola mirada basto para hacérselo notar a Ander.
Cambiaron de lugares, y sólo di un grito ahogado cuando sentí el enorme pene de Antonio. Fue metiéndolo lentamente pero la punta la metió de un sólo golpe. Fue un poco de dolor combinado con el rico placer de sentir algo tan grueso dentro de mi vagina . Nunca había sentido que me llenaran toda la vagina con carne dura y caliente hasta esa noche.
Fui yo la que marco el ritmo, con el movimiento de mi cadera. No siquiera se cual fue ya el momento en que me metí el pene de mi novio a la boca, pero ya estaba masajeandolo con la lengua mientras gemía y me quejaba un poco por el dolor. Era doloroso y sentí que mi vagina se expandía. Por un momento pensé que se haría más grande después de ese encuentro. Sentí expansión.

El siguiente orgasmo me dejo exhausta, el dolor había desaparecido y esa sensación de tener la vagina llena, con algo enorme dentro de mi tocando todos mis puntos sensibles, fue algo que me excito tanto que grite como por dos minutos.
Antonio terminó sobre mi vientre y su semen llego hasta mis tetas. Mi nene no tardo mucho más, y sentí su leche calientita sobre mi lengua. Su ligero sabor como a cloro siempre me excita mucho porque me recuerda las primeras veces que probé a un hombre.

Me encanta sentir el semen en el cuerpo, incluso aunque me irrite un poco la piel y bastante los ojos. (Y con lo que les gusta atinarme a los ojos eh). Tome el semen de Antonio también y me lo sobe en las tetas. Me encanta esa textura que se hace con el semen y el tacto fino y suave de mis tetas y muslos.
Estaba muy prendida. Fue un orgasmo muy fuerte y aunque estaba un poco cansada, no me aguanté las ganas de tener esa visión de los dos miembros frente a mi, listos para cenarmelos y tocarlos, sentirlos duros sobre mis manos.

El primero que se corrió fue mi nene. Ya lo conozco así que le puse mis tetas. La leche corrió por entré mis tetas hasta llegar a mi ombligo. Luego fue Toño. Agarre su verga y lo hice terminar de lleno en mi cara. El chorro fue directo a mis ojos y mi frente, y fue recorriendose hasta mis labios. Su disparo no fue tan brusco, más bien suave. Eso me agrado porque cuando te disparan en la cara y viene con mucha fuerza, es más fácil que te irrite los ojos y se siente más extraño recibirlo.

Quede llena de leche, como nos gusta a mi y a mi nene. La pase muy bien, y gane más espacio en mi vagina y nuevas formas de placer. Nunca me imagine que descubriría estas cosas, pero estoy feliz.

Mas relatos porno

7219
209430
60986
32640
17907
70618

Comentarios

blog comments powered by Disqus